Gráficos Vectoriales

Hay dos tipos básicos de gráficos: Imágenes de mapa de bits (o rasterizadas) e imágenes vectoriales. En el primer caso, la imagen se compone de filas y columnas de píxeles individuales, cada uno con su propio color. En el segundo caso, la imagen se compone de líneas, tanto rectas como curvas. Una línea recta está definida por sus dos puntos extremos. La diferencia entre estos dos tipos de gráficos se aprecia fácilmente cuando el dibujo es ampliado.

Líneas
La misma línea se muestra a izquierda y derecha. A la izquierda se muestra como mapa de bits, mientras que a la derecha como imagen vectorial. En ambos casos, la línea se ha ampliado hasta cuadruplicar su tamaño original.

Cuando la resolución del mapa de bits de una ilustración coincide con la resolución de la pantalla, los objetos de la imagen se ven nítidos.

Dibujo lineal de tres personas.
El mismo dibujo, pero definido como mapa de bits a la izquierda y como imagen vectorial a la derecha. Si el dispositivo de salida tiene la misma resolución que la imagen de mapa de bits, hay poca diferencia entre la apariencia de ambas imágenes.

Si la resolución de la pantalla es sensiblemente mayor que la resolución del mapa de bits, la pantalla mostrará líneas irregulares.  

Dibujo lineal de tres personas, sólo una cabeza.
En las figuras de arriba, la cabeza del caballero ha sido ampliada por un factor de cinco. Ahora se puede ver la diferencia entre la calidad del dibujo de mapa de bits (izquierda) y la del dibujo vectorial (derecha). Observe que la imagen de mapa de bits usa anti-aliasing, un método que intenta afinar el dibujo mediante la aplicación de escala de grises.

Todos los dispositivos de salida, con pocas excepciones, usan imágenes rasterizadas o mapas de bits para mostrar gráficos.[2] La verdadera diferencia en el trabajo con imágenes de mapas de bits y con imágenes vectoriales, está en el momento en que se realiza la conversión de la    imagen a mapa de bits. En el caso de los gráficos vectoriales, esta conversión se realiza justo en el último paso antes de la representación, asegurando    que la imagen final coincida exactamente con la resolución del dispositivo de salida.



[2] Entre los pocos dispositivos de salida que usan imágenes vectoriales están los grandes plotters para planos de ingeniería y arquitectura, y las anticuadas terminales Tektronix